La boda de Letibodas

En el post que publiqué de Letibodas, donde Leti nos enseñaba como ser la invitada perfecta sin dejarte todos tus ahorros en el intento, y que, por cierto, obtuvo y sigue teniendo un gran éxito a nivel mundial, os dije que Leti se casaba. Hoy justo hace un año de la boda de Letibodas y nos ha parecido que su primer aniversario era un buen momento para enseñaros las fotos de ese día.

Leti y Álvaro se conocieron hace 14 años en Marbella. Allí empezaron a salir y allí se reencontraron después de una ruptura. Como dice Paloma, no creemos en las segundas partes, menos en la segunda parte de Leti y Álvaro. Toda norma tiene su excepción. Después de evaluar varios sitios y destinos, decidieron que su boda tenía que ser allí, en Marbella.

Leti estaba guapísima con un vestido del diseñador Eduardo Ladrón de Guevara. Me cuenta Leti que tanto el diseñador como la familia de Leti por parte de padre y madre son de Cuenca y que se rieron mucho durante las pruebas.

IMG_6644

IMG_6645

Leti se vistió en la casa de sus padres en Marbella. La corona es de Suma Cruz, allí trabaja una amiga del novio y la hizo ella con mucho cariño. Los pendientes se los prestó su hermana Ana. Decidió hacerse una coleta porque quería llevar un peinado natural y desenfadado y como siempre, Leti confió en Vir, de Peinaditosbyvir para ello. Los zapatos son de Jimmy Choo, regalo de sus hermanas.

1- Principio Leticia photodelux-372- Principio Leticia photodelux-813- Principio Leticia photodelux-754- _MG_00345- Principio Leticia photodelux-2746- Principio Leticia photodelux-104

Los vestidos de su madre y hermanas son de izquierda a derecha de Nuot, Eduardo Ladrón de Guevara, Nuot y Eduardo Ladrón de Guevara.

8- Principio Leticia photodelux-2079- Principio Leticia photodelux-2469- Principio Leticia photodelux-25111- Principio Leticia photodelux-289

Los pajes iban muy monis con diseños de Teresa y Leticia. Iban vestidos del mismo color que la invitación. Y Álvaro sorprendió a Leti, eligiendo el chaleco del mismo color. Casi nunca se habla del novio, pero yo he de decir que Álvaro me pareció que iba muy elegante. Y las invitaciones…pues me sirvieron de base para hacer las mías, lo confieso. ¡Me gustaron mucho!

7- Principio Leticia photodelux-127IMG_1840

Después de dar el sí quiero en la Iglesia de la Encarnación, en el pueblo de Marbella, a la que llegamos después de sortear con los tacones numerosos adoquines, los recién casados se escaparon a hacerse fotos junto al mar.

12- Ceremonia Leticia & Álvaro photodelux-138

13- Ceremonia Leticia & Álvaro photodelux-53

14- Ceremonia Leticia & Álvaro photodelux-310

15- Leticia & Álvaro photodelux-6

16-Leticia & Álvaro photodelux-12

17- Leticia & Álvaro photodelux-64

18- Leticia & Álvaro photodelux-77

La celebración fue en La Cabane, el Beach Club del Hotel Los Monteros. Fue el primer sitio que vieron y les encantó. Vieron otros después, pero al hacer a los invitados desplazarse a Marbella, querían que el sitio estuviese cerca del mar. La verdad es que es un lugar espectacular.

19- Cóctel Leticia & Álvaro photodelux-197

20- Cóctel Leticia & Álvaro photodelux-207

Yo también llevaba el vestido del color de las invitaciones 😉

21- Cóctel Leticia & Álvaro photodelux-298

Como detalles para las mujeres dieron pashminas y alpargatas muy monis.

Fiesta Leticia & Álvaro photodelux-165

Quisieron tener también un detalle con una amiga que vino de Timor Oriental (que no sé donde está, pero suena que está muy lejos) y con la prima de Álvaro y el ramo fue para su hermana Sara.

Al empezar el baile nos sorprendieron con un concierto cubano al aire libre y yo aproveché para bailar salsa y bachata sin parar.

23- Fiesta Leticia & Álvaro photodelux-136

24- Fiesta Leticia & Álvaro photodelux-198

Fue una boda divertidísima, bailé como hacía tiempo que no lo hacía y me tomé alguna copa de más. Recuerdo como si fuese ayer la resaca en el AVE de vuelta. Letibodas estuvo pendiente de todo y me consta que preparó cada detalle con muchisísimo cariño. ¡Sería una wedding planner estupenda! Se notaba que estaba en su salsa y lo disfrutó muchísimo. No dejó de sonreir en todo el día.

22-Cena Leticia & Álvaro photodelux-89

Las fotos son de Photodelux.

¡Mil enhorabuenas Leti y Álvaro!

Publicado en Bodas, Los más leidos | Etiquetado , , , | 2 comentarios

5 ideas para los primeros días de playa

Muchas veces me hacen la pregunta que por qué si el blog se llama “Paulismo siempre moni”, nunca escribo sobre moda o belleza. La verdad es que cuando puse el nombre al blog, no tenía ni idea sobre que iba a escribir en él. Al escribir los posts me dejo llevar por lo que me ronda la cabeza en ese momento. Y por otro lado, de moda y belleza ya hay miles de blogs y no pienso que yo vaya a aportar nada nuevo ni útil a este respecto.

Pero hoy voy a hacer una excepción. Y creo que en esta época del año está más que justificada. Porque en breve, sino lo hemos hecho ya, nos vamos a enfrentar a los primeros días de playa del año. Son días tan apetecibles como temidos. La piel lleva meses tapada y está palida. Sobre todo si es una piel como la mía.

Processed with VSCO with hb2 preset

¿Cómo enfrentarnos a estos primeros días de playa?

Hoy os doy algunos trucos, que he ido aprendiendo a lo largo de los años y que para mi son MUY útiles.

1. SÍ a los autobronceadores. Yo soy fan de ellos desde hace años. Bien es cierto que antes tenían un color menos conseguido y tuve que aguantar que me llamaran naranjito en varias ocasiones. Pero ahora están mucho más logrados. Por un lado, están aquellos que te van tiñendo la piel de forma gradual. Mi preferido es este:

hydratanning-body-moisturising-summer-glow

Y mira tú que al meterme en la web para poneros el enlace, he descubierto que tienen el mismo producto pero específico para el rostro.

hydratanning-face-moisturising-summer-glow

Tendré que probarlo (hasta ahora he usado el del cuerpo para la cara también y mal no quedaba).

Con que empieces a dártelo después de la ducha, una semana antes de ir a la playa, es suficiente. Vas cogiendo algo de color de forma gradual y aunque no te pongas como un conguito, sí se quita el color pálido de invierno.

Si se te ha echado el tiempo encima, y no tienes unos días de margen antes del viaje para hacer esto, puedes recurrir al spray de caña de azúcar que hacen en centros estéticos, como Solmanía.

En 15 min te tiñen el cuerpo entero y dura unos 4 días. Se va yendo poco a poco, no quedan manchas ni unas zonas más morenas que otras. A mi me parece bastante práctico y queda bonito. Eso si, asegúrate de que te lo aplican por TODO el cuerpo, para evitar que pasen cosas como esta:

B7T5HxFIgAA3Mtz

Una mano anónima me ha cedido esta foto.

2. Pestañas postizas. Yo me las puse una vez por probar y reconozco que me he enganchado. Cambian totalmente la mirada. La sensación de salir de casa por la mañana sin cara de dormida, y esto sin haber gastado ni un segundo de tu tiempo en maquillarte, me encanta. Si te vas de viaje, puedes olvidarte el rimel en casa, que no te va a hacer falta. Yo voy a Lovely Lashes . Duran un mes, y si notas que se van cayendo y quieres mantenerlas, puedes hacer retoques cada dos o tres semanas.

Processed with VSCO with hb2 preset

3. Hidratación capilar. Si tienes problemas de encrespamiento capilar cuando vas a la playa, te doy la solución definitiva. Llévate en la bolsa de playa una mascarilla (con que sea una de 3 euros del súper vale) y cada vez que te bañes aplícatela generosamente por tu cabellera. Se queda el pelo hidratado, suave y nada encrespado.

Processed with VSCO with hb2 preset

4. Cremas de protección solar con color. Para cara y cuerpo. Yo ya no puedo salir de casa sin protección solar, porque me sale alergia en la piel. Y pica que es un horror. Pero echarme protección 50 de textura pastosa y color blanco no me motiva nada. Prefiero cremas con protección alta que tengan color, y así me veo más moni. Para la cara hay varias de este estilo. Yo suelo usar esta de la Roche-Posay.

LP15559_big

Y para el cuerpo he descubierto esta de Piz Buin. Todavía no la he probado, pero estoy deseando.

Piz_buin_Instant_Glow_Lotion_SPF50_150ml

5. Deporte. El no dejar la operación bikini para el final y haber hecho deporte todo el año, ayuda mucho. Yo estoy enganchada al yoga bikram desde hace dos años, porque me gusta practicarlo y veo que mi cuerpo y mente lo agradecen. Voy a Yoga Revolution. Lo recomiendo mucho a todo el mundo.

Processed with VSCO with hb2 preset

¡Espero que este post os de alguna idea! ¿Teneis vosotros algún truco que recomendarme?

 

Publicado en De todo un poco, Sin categoría, viajes | Deja un comentario

Día del padre en Sierra Nevada

Hace poco fue el día del padre y me dio por pensar en qué cosas tenemos en común. Así que he aquí una lista de los parecidos que tengo con mi progenitor:

-Podemos engordar más o menos, pero las piernas siempre las tenemos delgadas como palillos.

-Nos gusta la música: escucharla, bailarla, cantarla en la ducha, en el coche o por la calle, ante la mirada atónita de otros transeúntes. Los musicales, OT, bailes de salón, La La Land, inventar villancicos…todo esto nos motiva. Anécdota: mi padre es la única persona en este mundo que me ha dicho que canto bien. ¿­Será amor de padre o es que el resto de la humanidad es incapaz de apreciar mi voz?

-Bichos marinos: gambiñas, percebiños, mejillonciños…Los bichos salidos del mar son de nuestras comidas preferidas.

-Somos coquetos y nos gusta ir monis. Uno de los mejores regalos que pueden hacernos es un producto de belleza: cremas, champús, colonias…

-Cualquier actividad que implique competir nos parece potencialmente divertida.

-A la hora de vestir a veces innovamos y nos ponemos combinaciones que otros no se pondrían.

-Cuando algo de ropa nos gusta, nos lo ponemos todo el rato. Mi padre, orgulloso, calcula lo que ha costado esa prenda en función de las veces que se la ha puesto. Hay jerséis de marca por los que dice ha pagado un céntimo. No digo más.

-Disfrutamos la playa, el sol y el mar, pero si no nos ponemos protección 50 todo el rato, nos salen granos que pican cómo diablos.

-Tenemos una capacidad infinita para sacar de quicio al de al lado. Esta capacidad se multiplica si de al lado es hermano nuestro.

-Nos gusta leer y escribir. Siempre lee mis posts y me da su opinión. Y sé que le pica el gusanillo. Ojo, que cualquier día mi padre se hace un blog.

-Cuando algo nos gusta, nos gusta mucho. Y podemos llegar a ser bastante pesados, incluso obsesivos.

-El mejor equipo de futbol es el Atleti. Pero mucho mejor que ver deporte por la tele, es practicarlo. Cualquier deporte, pero deporte siempre.

-Por favor, que nadie haga ruidos cuando vamos a dormir. Nos molesta hasta el tic tac de un reloj guardado en un cajón de la habitación de al lado. Las neveras en los hoteles deberían estar prohibidas por los ruidos nocturnos que producen. Desenchufarlas es siempre la mejor opción.

-Nos gusta hacer fotos. Siempre me ha hecho millones de fotos y yo…encantada.

-A veces nos despitamos y felicitamos tarde acontecimientos importantes… ¡Feliz día del padre daddy! ¡Eres el mejor padre del mundo!

Este año lo celebramos en Sierra Nevada, haciendo otra de las cosas que ambos disfrutamos, esquiar. Os dejo video y fotos del súper viaje. ¡Espero que podamos repetirlo muchos años más!

Processed with VSCO with f2 presetProcessed with VSCO with hb2 presetProcessed with VSCO with hb1 presetProcessed with VSCO with hb1 presetProcessed with VSCO with hb1 presetProcessed with VSCO with hb2 presetProcessed with VSCO with hb2 presetProcessed with VSCO with hb1 preset

Publicado en viajes | Deja un comentario

A mis amigas

Sin ellas….

Quién se daría cuenta de que te has puesto pestañas postizas, mechas o autobronceador.

Quién se liaría con los amigos de tu novio.

Quién aguantaría tus peores resacas mientras tu insistes en que lo que tienes es gastroenteritis.

Con quién harías el camino de Santiago 28 veces.

A casa de quién irías “a dormir” los viernes.

Con quién irías a estudiar a la biblioteca de historia.  Quién te explicaría la metilación del benzeno.  Quién te dejaría los apuntes.

Con quién harías tu primer botellón, tomarías tu primer chupito y comerías churros con chocolate en noche vieja a las diez de la mañana.

Con quién planearías durante tres semanas un partido de pádel o unas vacaciones exóticas que nunca llegarán a realizarse por incompatibilidad de horarios. Y si finalmente hay suerte, como mucho termináis una semana en Gandía y da gracias.

Quién bailaría contigo la canción de Miénteme de Elena Gadel y David Bisbal de forma desenfrenada como si no hubiese mañana. Con 30 años.

Con quién te independizarías por primera vez.

A quién liarías para ir de festival.

Con quién conseguirías que un viaje de trabajo potencialmente aburrido se vuelva divertido, porque aquellas que empezaron siendo tus compañeras han terminado siendo amigas.

Con quién harías que el casamiento de una del grupo sea la excusa perfecta para irte de viaje y agarrarte un zolocotropo como los de antaño.

Con quién planearías, con 16 años, el modelito que vas a lucir el viernes para ir a un bareto infame de los bajos de Moncloa. Desde el lunes. Mientras la profesora de matemáticas pregunta que es eso tan interesante de lo que habláis y que lo contéis en alto para que toda la clase se entere.

Quién te dejaría ropa. Quién te pediría ropa. Quién te aconsejaría sobre si vas moni con ese atuendo a una boda. Quién te pediría a ti consejos estilísticos.

Con quién, si no fuese con tus amigas becarias, compartirías tus primeras experiencias en el entorno laboral. Quién te enseñaría a conectarte a tu primera teleconferencia. Quién te haría fotos en la oficina para mandárselas a ese chico que conociste, pero no ves porque vive lejos. Quién te acompañaría a dar una vuelta por Malasaña antes del máster.

Quién se acordaría de cosas tuyas de las que tú ni te acuerdas.

Quién leería siempre tu blog. Quién no leería nunca tu blog y además se quejaría por no salir en él. Quién estrenaría la sección de paulistas al habla. Quién te daría ideas y te ayudaría a crear algunos de los post más exitosos.

Con quién organizarías un fin de semana en Londres de mercadillos, Top-shop, Primark, fotos por aquí, fotos por allá, brunch, poco turismo y mucho marujeo.

Quién te ayudaría con la cola del vestido el día de tu boda.

Con quién irías al baño en los bares.

Quién te daría consejos y a quién se los darías.

Quién se acordaría de ti cuando escucha una canción nueva que sabe que te va a gustar. Con quién discutirías sobre quién es más fan de Shakira mientras el resto mete cizaña.

Con quién jugarías al vóley, patinarías o saldrías a correr.

Quién te comprendería cuando nadie lo hace.

Con quién creerías que erais las reinas de la tarima, luego de la pista y hora simplemente te tomas un gin tonic en un bar cualquiera y te sigue pareciendo un plan genial.

Con quién crearías ese “foro seguro” para contar las cosas raras que te pasan y que no contarías a nadie más. Quién te contaría secretos que irán contigo a la tumba.

Con quién se te sincronizaría la menstruación.

Con quién cantarías de madrugada por las calles de Madrid Laura Pausini, mientras los vecinos te regañan desde su ventana. Y luego te pasarías afónica toda la semana siguiente.

A quién intentarías liar para que tu plan rocambolesco de dejar el trabajo e irte de voluntariado a la India se haga realidad.

A quién le contarías tu primer beso.

Quién te enseñaría rincones secretos de Londres. Quién iría a verte a Londres.

Quién, si no tus amigas jóvenes, te enseñarían las canciones festivaleras del momento, las aplicaciones más cool o el significado de nuevos palabros como taburetero o haul (si no sabes qué es esto, ve pensando en tu jubilación).

Con quién te pelearías para no hacer un doodle al grito de “pido no”.

Quién te recomendaría el bar de moda, la canción del verano o ginecólogo.

Con quién compartirías viajes, sueños, preocupaciones, risas y llantos que nadie más entiende.

Con quién, pese al tiempo, la distancia o alguna discusión, todo volvería a su cauce.

Con quién compartirías esos recuerdos que jamás olvidarás.

Quién te guiaría cuando lo ves todo gris.

Quién a pesar de todo querrías y te querría.

¿Qué sería de nosotras sin nuestras amigas? Las de siempre, las nuevas, las que han ido llegando, las más jóvenes, las más mayores, las que ves una vez al año, pero nada ha cambiado, las que están por llegar. Con cada una compartes cosas diferentes, pero todas ellas son imprescindibles. Ellas saben quiénes son.

Gracias compañeras por caminar a mi lado. Sin vosotras este viaje no sería igual.

amigasFoto de Loreto Morales

Publicado en Reflexiones | Etiquetado , | 6 comentarios

Como cualquiera a los 30

Cuando Paulismo me sugirió que podía colaborar en su blog con el tema “Bollera a los 30”, la idea me sedujo. Empecé a pensar en aspectos peculiares de mi vida que podía destacar por ser bollera y que encajaran en el encargo que me hacía Paula. No debí pensar bien, porque no encontré ninguno que pudiera ser más excitante que el de cualquier ser humano a los 30. Así que rechacé la idea durante un tiempo. Hoy, al darle vueltas al tema, me he decidido a escribir, porque quizás esa idea sea lo realmente interesante: la normalidad dentro del tópico y sus excepciones.

Siempre he odiado la expresión “es que yo soy muy rara”, como expresión de auto halago. Todos somos raros, cada uno tiene su punto de rareza o peculiaridad, y eso no te hace raro, sino humano. He aquí la peculiaridad de mi vida. Así que en vez de titular este post como BOLLERA A LOS 30 (que seguro que atrae a más público), lo titularé “COMO CUALQUIERA A LOS 30” (adiós lectores).

El dato por el que debo empezar es que no estoy soltera. Vivo en pareja con mi chica, de también 30 años. Así que no puedo dar el punto de vista de una lesbiana soltera, recorriendo Madrid, o usando redes sociales de citas, o con normas como la ya famosa en este blog “si no hay tableta, no hay teta” de mi gran amiga Susana. Que no sabría cómo aplicar en mi ámbito… “¿Si no hay teta, no hay teta? ”

Mi vida es tal cual, como la de cualquier persona que viva en pareja: televisión, Netflix, cenar, alguna discusión de convivencia, dos plays a la vez (vale, igual esto no es muy normal).

img-20170302-wa0000img-20170302-wa0001

Con la única diferencia de que en el buzón aparece el nombre de dos chicas. Los vecinos, por temor a equivocarse, siempre preguntan o se refieren a la otra como “tu compañera”. Muy correctos por su parte.

Quizás, el aspecto que más pueda destacar de mi vida como lesbiana, es en el ámbito laboral. Soy enfermera, y como enfermera, cambio mucho de servicio, conozco a mucha gente cada poco tiempo, paso mucho tiempo con esa gente: noches, festivos, tardes, navidades, etc., en los que, dependiendo del grado de gravedad de mis pacientes, puedo estar más o menos tiempo con mis compañeros. En enfermería el 90% somos mujeres en pijama y en una sala con mucho café. Así que como podéis imaginar: hablamos y mucho. Esto siempre juega en mi contra, ya que una de las preguntas estrella es:

¿T I I I I E E E E N E E E S  N O O O V I I I O O O?  (Yo ya la oigo así como en voz lenta y grave, imaginarla)

Pffff, qué pereza… Tengo dos formas de actuar. Que actúe de una forma u otra depende de tres factores:

  1. Tiempo que vaya a quedarme en esa planta.
  2. Edad media de la gente de la planta.
  3. Cantidad de gente que haya alrededor.

Valorando todos estos factores, respondo de una manera u otra:

  1. “NO” – Es la verdad, no tengo novio. A veces miran extrañadas o sueltan: “bueno, todo llega” A lo que yo respondo: “Uy no, estoy muy bien así”. A lo que responden con un jaleo digno de una grada: “siiii, haces bien, di que sí, que son unos pesados ueeehhhhh”
  2. “Bueno, novio no, tengo novia” Y aquí encuentro dos tipos de reacciones:
    • “Ohhh qué guay” ¿Cómo que qué guay? ¿Qué es lo que te mola? ¿Haber encontrado a alguien gay? Yo entiendo que lo hacen para hacerme ver que son muy tolerantes y lo ven como algo normal, pero en serio, queda algo siniestro.
    • Esta es mi favorita: lo sueltas y siguen preguntando sin ningún gesto de sorpresa, ni admiración, ni fuegos artificiales. Normalizando la situación normal. Propia de gente más mayor, para mi sorpresa.
    • Voy a añadir una tercera reacción, que ocurrió una vez y merece ser contada. A la pregunta de quién era esa chica que vino a verme a la planta, yo respondí: mi novia. Y la respuesta fue: “ahhh jajajaaja Irenita, que graciosa eres…” “No, Lucía, en serio, es mi novia” Creo que la señora aún sigue teniendo atragantada la mandarina.

A veces me da la sensación de que la gente quiere que te presentes así: “Hola soy Irene, la enfermera nueva y ah, soy lesbiana”. Es como que así daría a entender que estoy realmente orgullosa. Ese tipo de gente es la que yo defino como que es tolerante hasta que lo tiene en casa.

Orgullosa estoy, de haber elegido tan bien a mis amigos como lo hice. Recuerdo cuando salí del armario, con mi primera novia. Estaba acojonada, por mí y por los demás. Bajábamos Quintana Paulismo y yo, creo que camino de la Creperie para cenar con las demás. Y ahí se lo solté: estoy enamorada de una chica. Y me puse a llorar, tal cual. Fue un llanto de alegría, de liberación. Nunca me había sentido tan feliz y tan libre. Su reacción no es necesario que la describa. Solo diré que desde entonces hasta ahora, todas están deseando acudir a una boda gay, dicen que da glamour. Si eso ocurre, espero tener otro hueco en este blog.

Y para terminar, si algún consejo tengo que dar como bollera a los 30… A las abuelas no les hace falta saberlo, ellas ya lo saben, o lo intuyen, pero no quieren oírlo. Se verían en la obligación de rezar por nuestra alma el resto de su vida. Así que mejor no se lo digáis. No es culpa suya, lo fue de una dictadura.

Gracias Paulismo siempre moni por este hueco en tu blog.

Si te parece bien, dejaré un glosario de términos con ejemplos prácticos:

  1. Bollera: Normalmente se dice de una misma. “Yo soy bollera” ahí con orgullo.
  2. Bollerna: Es una bollera muy moderna, como las de ahora. Una bollera hipster, con sus cosas de modernita: gafas de pasta, artistas, vegetarianas, veganas, voy en bici de mi abuelo, maleta antigua de hebillas…. “Mira a esa bollerna de ahí”.
  3. Bollaco: Esto es que es muy bollo. Evidencia de bollo a la vista “Bufff, vaya bollaco”.
  4. Bolli: “Es un poco bolli, ¿no?” Aquí tiene el beneficio de la duda.
  5. Trucha: También se dice de una misma. “Soy un poco trucha, sí”
  6. Truchón: Significa lo mismo que bollaco. El usar uno u otro… no sé, pero a las más mayores les llamo truchas. Es decir, señoras truchonas. “Bufff, vaya truchón”
  7. Truchi: también tiene el beneficio de la duda.
  8. Cierva: La he descubierto recientemente. Es equivalente a trucha o bollo.
  9. Liga del fula: La liga del fula es una liga de fútbol 7 de chicas. Que organiza un pub que se llama Fulanita de Tal. Bar bollo por excelencia. A esa liga se apunta todo el mundo. Creo que todo el mundo ha oído hablar de ella, quien no haya ido, no ha vivido. “¿Quedamos este domingo?” “No, tengo partido del fula”
  10. Chuecasala: En chueca siempre encontrarás a gente de futbol sala y en futbol sala encontrarás a gente que ha estado en chueca.
  11. Bollera o vasca:  las vascas por su corte de pelo y su estar, parecen bolleras, pero nunca se sabe… por eso es muy típica esa frase: ¿vasca o bollera? Lo siento, pero no se puede diferenciar. Suerte si te lanzas.
  12. Bollodrama: Dícese de aquel momento en el que una pareja de lesbianas discute, lloran y se separan por un hecho que incluye cuernos, pasión y odio. Este bollodrama tiene que ser evidenciado por alguien ajeno a la pareja. Quien no haya tenido un bollodrama no ha descubierto lo que es ser lesbiana.

IMG-20170303-WA0004.jpg

Publicado en Los más leidos, Paulistas al habla, Reflexiones | 7 comentarios

Vuestro voto puede hacerme soñar

Tengo contradicciones en muchos aspectos de mi vida. Lo reconozco. Y los refranes no me ayudan en esto. Por ejemplo, no me digáis que no hay una incoherencia en: “Al que madruga Dios le ayuda” y “No por mucho madrugar amanece más temprano”. A mi estos dos dichos me hacen sentir confusa. Entonces… ¿madrugo o no?

Sin embargo, hay otros proverbios que desde pequeñita me quedaron grabados a fuego como: “Quien no llora no mama” y “Quien la sigue la consigue”. Para mi ambos son verdades como templos.

Y basándome en las lecciones aprendidas sobre estos dos últimos refranes (no sobre los de madrugar), os voy a pedir un favor. Y voy a ser pesada e insistente. Porque la ocasión lo merece. Pero antes os pongo brevemente en antecedentes:

El año pasado me presenté a un concurso de blogs que organiza el periódico 20 minutos. En este concurso hay muchas categorías, a saber: viajes, deportes, moda, salud, belleza…como yo no sabía en que categoría poner mi blog, decidí inscribirlo en la categoría de “personal”. En esa categoría había más de 800 blogs. Tímidamente, pedí el voto al final de un post en el que explicaba por qué tengo el blog. Y para mi sorpresa, en vez de quedar última, quedé en el puesto 23. Sin haber sido nada pesada pidiendo el voto. Pues bien. Este año, sí que os voy a pedir el favor. Porque para mí es importante. Intuyo que el quedar finalista en este concurso, podría darle más visibilidad al blog. Y como sabéis, ese es el principio de todo. Así que, si alguna vez os habéis emocionado, reído, identificado o guiado con algo de lo que he escrito, por favor, seguid estos pasos para votarme. Os aseguro que cada voto vuestro me hará inmensamente feliz.

  1. Pincha aquí
  2. En la ficha del blog Paulismosiempremoni, antes de votar, entra en el sistema a través de tu cuenta de Facebook y completa el registro con tus datos (vale, esta parte es rollo, pero os prometo que no tardareis más de dos minutos).

capture

  1. Ahora haz clic en “Votar”.
  2. ¡Las estrellitas no son votos! Tenéis que darle a votar.
  3. También podéis dejar un comentario sobre lo que os parece el blog.

¡¡¡Mil millones de gracias todos!!!

cropped-cabecera.png

Publicado en De todo un poco | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

¿Por qué La La Land nos hace soñar?

rs-248320-emma-stone-ryan-goseling-la-la-land-sing-dance-trailerSupongo que a estas alturas todos habréis visto La La Land y si no, ¡vergüenza debería daros! ¡Id corriendo ya al cine, pequeños ignorantes!

Yo tengo dos barómetros personales para saber si una peli es buena.

  1. Si después de la peli he tenido debate sobre la misma con amigos, familia o conmigo misma.
  2. Si la volvería a ver.

En el caso de La La Land, la respuesta a las dos preguntas es un SÍ rotundo.

Cierto es que con los musicales soy bastante poco objetiva, porque en general, ME ENCANTAN. Canten y bailen mejor o peor. Me gustan igual. Me gustan tanto, tanto, que hasta hay veces que me pongo triste o melancólica. Porque a mí lo que me gustaría es saltar al escenario. ¡Yo quiero ser parte de uno! No tendría que ser ni la protagonista. Con ser una de las bailarinas “del montón” me sentiría totalmente feliz y realizada. Qué pena que en esta vida no me hayan acompañado ni la capacidad de cantar ni de bailar bien. Quizás en otra vida, nunca hay que perder la esperanza.

Pero La La Land es más que un musical. Tiene un final que te pone los pelos de punta. Que da lugar a diversas interpretaciones. Que genera discusiones acaloradas entre mi grupo de amigas. Tiene amor.

La historia puede ser un poco cliché, pero para mí el final tiene magia. Los protagonistas se quieren. Pero deciden dejarse ir para permitir que el otro persiga lo que siempre quiso. Y después de unos años, cuando se encuentran por casualidad y el piano empieza a sonar, los dos se dan cuentan de que ambos han logrado lo que perseguían. Y comienza a sonar su canción. Y comienza la magia. Y se plantean que hubiera pasado si en vez de luchar por su sueño, hubieran luchado por ellos. La de cosas que podrían haber conseguido juntos. Y la felicidad que podrían haber compartido. Y al espectador se le empiezan a remover las tripas. Porque es fácil sentirse identificado. Porque todos hemos renunciado a cosas. Y miras a tu alrededor. Y por un milisegundo piensas, bueno, tampoco me ha salido tan mal. Yo también he tomado mis decisiones y lo que he elegido me ha hecho feliz. Como quizás también podría haberme hecho feliz otro camino. O no.

Creo que la película, entre bailes, habla de que todos somos lo que somos gracias a las renuncias que hemos hecho. Gracias a las personas que han sido parte de nuestra vida, con las que hemos aprendido y crecido. Y aunque ahora no estén con nosotros y sólo sean parte de nuestro recuerdo, sin ellas no seriamos quienes somos. Somos lo que somos gracias a lo que fuimos. Sólo con el tiempo podemos unir los puntos y encontrarle sentido a todo.

Y la canción se acaba y se encienden las luces.

Y piensas…que bonitas son las películas que te hacen soñar.

¿Tenéis la misma interpretación que yo del final?

Publicado en Reflexiones | 5 comentarios