Canastilla para el hospital: ¡Qué no se te olvide nada!

Alejandra ya pesa 2,5 kg (yo alguno más) y todo sigue llevando su proceso natural. Así que he empezado a plantearme que cosas necesito llevar al hospital para sobrevivir esos días… En cada hospital te suelen dar un listado con lo necesario, pero en el caso del mío es bastante genérico, así que he pedido a mis amigas Letibabies, Checón y Sánchez que me ayuden a hacer el checklist, ya que ellas tienen experiencia reciente. ¡Gracias de nuevo amigas!

Lo primero y más básico: necesitas dos bolsas. Una para ti y otra para el bebé. Yo para Alejandra llevaré el bolso que he comprado para el carrito que tiene varios compartimentos y me parece cómodo y para mí una maleta normal.

Y una vez decido esto… ¿Qué hay que meter dentro?

29352639 - pregnant woman with rope pins baby clothes on gray background

Bolsa para el bebé

  • 6-8 bodies de algodón. Van debajo de todo. Según la época del año llevar de manga larga o corta. En el listado de mi hospital no especifican, así que preguntaré o llevaré un poco de todo. Hay dos tipos de bodies, los que son totalmente de ropa interior, sin cuello, y los que tienen un cuello mono en plan camisa. Los que son como de ropa interior, básico que tengan los botones de abrochar por delante, muchísimo más prácticos, pero sobre todo que sean abiertos por abajo para cambiarle más fácil. Lo más barato es Primark y la calidad me dicen que no es mala. También hay en HyM y Marc and Spencer. En tiendas multi-marca me recomiendan marca Babidu.

184-sqslceiy-body-bebe-cruzado-sin-mangas-2body-manga-larga-con-cuello-batista-babidu

  • 3-4 modelitos de primera puesta. Me dicen que lo más cómodo es que tengan los pies unidos, porque si no constantemente pierden los patucos. Outfit más cómodo: polainas de algodón con body con cuello. Hay muchas tiendas que venden ropita de primera puesta mona, me recomiendan por ejemplo “La tortuga peques”, en Moncloa.ropa-polaina-punto-pino-tostado-minutus

 

  • 4 pijamitas de algodón, de manga larga y piernas cubiertas. Importante que se abran por la entrepierna para cambiarles el pañal por la noche sin molestarles mucho (no de los que se abren sólo por detrás).pelele-de-algodon--dos-colores--rosa-o-celeste--tallas-00-0-meses-6600-21340

 

  • 6 muselinas: son una especie de pañuelos que por lo visto sirven para todo: para envolver al bebé, a modo de mantita, para limpiarle las babas o para ponértela sobre el hombro por si vomita para que no te manche…Si el bebé nace en invierno o hay aire acondicionado en el hospital también puede ser útil llevar una toquilla para envolverlo.muselinas-bonjour-bebe-online-moda-bebes

 

  • Dou-dou o peluche: Checón (pediatra de profesión) no lo recomienda, ya que no se debe poner nada en la cuna del bebé para evitar ahogos.

 

  • Un gorrito de algodón y ¿unas manoplas? El gorrito está recomendado ponerlo las primeras 24h porque pierden calor por esa zona. Las manoplas se ponen para evitar que el bebé se arañe la carita, pero Checón dice que son arañazos tan finos que no dejan ninguna marca. No recomienda las manoplas, para no privar al bebé del sentido del tacto. El bebé necesita conocerse, saber dónde está su cara, explorar…

    IMG-20180602-WA0016

    Leti me presta esta foto para que veáis el primer outfit de babyisabel con una hora de vida

 

  • Cuatro pares de calcetines o de patucos por si le pones algún pantalón o faldón que no lleve pies. Más prácticos los calcetines, porque se caen menos, pero que no aprieten. Hay en Primark, por ejemplo.pie-de-bebe-mano-madre-p

 

  • Pañales de talla 1 (de 2 a 5 kg).

 

  • Toallitas. Me recomiendan Carrefour pieles atópicas, sin alcohol, perfumes ni parabenos o Dodot.

 

  • Esponja

 

  • Productos de aseo del bebé: cremita para el culete (Eryplast), colonia y crema para el cuerpo.

 

  • Un chupete. Ojo: Si le vas a dar el pecho no debe coger el chupete hasta que la lactancia esté establecida, así que en ese caso igual ni llevar…

 

  • Un cambiador plastificado.

 

Bolsa/maleta para la madre:

 

  • Tres o cuatro camisones cómodos o pijamas, con botones en los tirantes o en el escote delantero, para poder dar el pecho de forma práctica. O leggins y camiseta. Lo que sea, pero que estés cómoda. En Primark, Woman Secret, Oysho…

 

  • Una bata

 

  • Zapatillas

 

  • Sujetadores de lactancia: de tela fina y que te sean cómodos. Hay en HyM y Prenatal.

 

  • Discos de lactancia: evitarán que se manche la ropa con Purelan o si se producen pérdidas de leche. Por ejemplo, marca Suavinex.

 

  • Crema para proteger los pezones de las temidas grietas (Purelan).

 

  • Braguitas de algodón que sujeten bien. A veces recomiendan que lleves de papel, pero las de Primark de algodón hacen bien la función. Si son bajitas por delante mejor, por si te hacen cesárea, que no te roce.

 

  • Neceser con todos tus productos de aseo personal

 

  • Neceser con algo de maquillaje. No hace falta que te pintes como si fueras de boda…lo básico para que te ayude a disimular la noche toledana que te ha dado el bebé (si te apetece).neceser-maquillaje-viaje-nabla-saint-tropez

 

  • Las vitaminas que has estado tomando durante el embarazo, en caso de que las tengas que seguir tondo en el postparto.

 

  • Un jabón especial para lavar la zona de los puntos, como Epixelle®, un par de veces al día durante los primeros quince días (preguntar en el hospital si hay que llevar o te dan ellos).

 

  • Algo de ropa cómoda para el día que vuelvas a casa.

 

  • Compresas de algodón hipoalergénicas, especiales del postparto.

 

  • Cargadores, cámara de fotos, ipad, libro/revista…

 

Pues creo que con esto hemos hecho un buen repaso de todo lo que llevar en la canastilla el día del parto al hospital. ¿¿¿Nos hemos olvidado algo??? ¿Algún consejo? ¡¡Cualquier sugerencia será bienvenida!!

Anuncios
Publicado en Embarazo | Etiquetado , | Deja un comentario

Sevilla en mayo

Parece que se ha vuelto tradición que Will me regale un viaje por mi cumpleaños (¡y yo encantada!). Ya en enero empezó a preguntarme sobre a donde me gustaría viajar. Yo le dije un listado cuidadosamente pensado, en el que incluí Sevilla.  Estuvimos hace tres años y me dejó tan buen recuerdo que estaba deseando volver. ¿Y por qué? Pues, entre otras cosas, porque Sevilla es de esas ciudades que se disfrutan paseándolas, puedes perderte por sus calles y volverte a perder, aprovechando que suele hacer casi siempre buen tiempo. No necesitas meterte en un museo con aire acondicionado o ir al restaurante más chic para vivir la ciudad. Comes rico en cualquier sitio y se respira arte en cada esquina.

Y dicho y hecho. Por mi cumple me regaló cinco noches en Sevilla en un hotel con piscina. ¡¡Gracias Titiño!!

Os cuento algunos de mis planes preferidos y os dejo algunas fotos de estos dos últimos viajes:

·        Recorrer la ciudad a pie o en bici, y descubrir rincones nuevos.

526579_10151749253398479_1338567016_n

Processed with VSCO with a6 preset1450776_10151738449668479_1679343170_nProcessed with VSCO with a6 preset

 

·        Plaza de España y Parque de María Luisa. Son el resultado de la exposición Iberoamericana de 1929.

1461690_10151749254733479_774770337_n6422_10151738449798479_24896300_nProcessed with VSCO with a6 preset

 

·        Alcázar Real. Me encanta la arquitectura mudéjar. Creo que podría volver a este lugar cada semana y quedarme enamorada de nuevo.

Processed with VSCO with a6 presetProcessed with VSCO with a6 preset

·        Casa de Pilatos. Es como el Alcázar en pequeñito. Lo bonito es ver el edificio y su arquitectura.1463176_10151749256543479_1283246901_n

·        La Catedral. Es inmensa, la catedral gótica mas grande del mundo. Verla desde alguno de los bares con terraza que hay en frente y por dentro.1450282_10151749253148479_1879834152_n - copiaProcessed with VSCO with a6 preset

·        La Giralda, de día y de noche. Una preciosidad. Este año subimos para ver las vistas, pero no os lo recomiendo. Había mucha cola y casi hay mejores vistas desde la terraza del Corte Inglés o desde las setas…(estructura de arquitectura moderna que hay en la Plaza de la Encarnación, que a mi particularmente no me gusta…me parece que no pega nada con la ciudad…)

580797_10151749254008479_1692840751_n

·        La Torre del Oro y el Puente de Triana al atardecer (y comer chocolate con churros)1391474_10151749255193479_1103757227_nE5F857A5-0221-42B7-9905-A3F86D561729

·        Museo de Bellas Artes. Un día que llovió, Will me convenció para ir. Hay cuadros súper bonitos. Para mí lo mejor la sala de Murillo. Además, el edificio en sí es una preciosidad y si vais un domingo, la plaza del museo se convierte en una galería de arte al aire libre, donde los artistas venden sus cuadros. Processed with VSCO with a6 presetProcessed with VSCO with a6 preset

·        Ir a un tablao, como La Carbonería, para escuchar flamenco en directo. (Aunque cada vez que voy sea consciente de la negación que tengo para dar palmas al ritmo y esto me cree frustración)

·        Comer montaditos de pringá o croquetas de puchero en cualquier bar.

Processed with VSCO with a6 preset

Este año hemos descubierto La Azotea (donde entre cosas degustamos coquinas, gambas y un postre espectacular, muy muy recomendable) y Mamá Trifulca, en el Puente de Triana (más caro, pero todo mega delicioso: ensalada de aguacate, mango y tomate,  atún a la plancha y la torrija más rica que he probado en mi vida. En serio. Sin palabras)

IMG_3980IMG_3981

” El corazón que a Triana va
nunca volverá
Sevilla…
con que pasión te enamorará
y te embrujará
Sevilla… “

                                                                          Sevilla, Miguel Bosé

 

 

 

 

Publicado en viajes | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Mi segundo trimestre de embarazo

Dicen que el segundo trimestre de embarazo es el mejor, y estoy totalmente de acuerdo. Ocurren muchas cosas nuevas y emocionantes y se me ha pasado volando.

Processed with VSCO with hb2 preset

Esta ha sido mi experiencia personal:

Ropa premamá: hacia la semana 12 mi ropa me entraba, pero no veía que me sentase bien. Además, tenía la sensación de que podía asfixiar al embrión/feto si iba con pantalones muy embutidos. Así que compré en HyM dos vaqueros (negros y azules) y dos leggins (negros y grises) que los tengo ya casi descoloridos de todo lo que me los estoy poniendo. Pueden ser los leggins de 9 euros mas usados del planeta. Mi consejo: comprad la ropa premamá de vuestra talla habitual.

– Clases de yoga o pilates para embarazadas: Empecé en yoga, pero parecía más bien clase de dormir la siesta y salía desesperada y de mal humor, porque yo quería hacer ejercicio, no respiraciones infinitas tumbada en una esterilla. Me dijeron que pilates era más cañero, así que allá que fui. En mi experiencia, tampoco haces nada del otro jueves, la verdad, pero al menos movilizas el cuerpo, que supongo que es mejor que nada. Por otro lado, he cambiado la bici eléctrica, metro e incluso coche, por ir caminando a todos lados, aunque llueva o truene, ante las protestas de mis acompañantes. También he subido alguna vez las escaleras de casa andando (cosa que en circunstancias normales nunca hago). Y básicamente esta ha sido mi actividad deportiva estos meses.

– Comunicado oficial del embarazo a familiares, amigos y en el trabajo: cuando decir que estas embarazada es un tema muy personal. Nosotros esperamos a la semana 12 porque era consciente que no siempre las cosas salen bien y cuando quedaba con gente me apetecía hablar de otras cosas. En el trabajo pasé un poco de mal rato porque hacía pocos meses que había cambiado de empresa. Pensaba que íbamos a tardar…pero no. Así que cuando lo dije, y vi que todos reaccionaban fenomenal, se me quitó un poco el sentimiento de culpabilidad que me acompañaba.

– Síntomas: las náuseas y cansancio extremo desaparecieron hacia la semana 14. Desde entonces he estado como una rosa. Me ha ido creciendo la barriga y…los pechos. Reboso exuberancia en estos momentos. En este segundo trimestre pasas de parecer que has engordado a parecer embarazada. Me acuerdo la primera vez que alguien desconocido me preguntó de cuanto estaba. Me hizo mucha ilusión. Fue el frutero de al lado de casa de mi hermana, que no me conocía. Le dije toda contenta que era la primera persona que se daba cuenta y se atrevía a preguntarme. Ahora ya es evidente el tema y en general noto a la gente muy amable, percibo que me miran como con ternura y me ofrecen sillas para que me siente si estoy en lugares concurridos… Pero mi síntoma más notable han sido y son los despistes. Es exagerado. He investigado y por lo visto está científicamente demostrado que en el embarazo disminuye el volumen cerebral, sobre todo si esperas una niña. Después del parto todo vuelve a la normalidad. Ya van dos días que me dejo la cartera en casa con el consecuente bochorno de ir a pagar y no tener ni tarjetas ni dinero. También es frecuente que salga de casa con alguna prenda del revés. El otro día me olvidé de cómo se llamaba mi jefe… Estoy bastante menos espabilada en general… ¡Intento tomármelo con humor, pero espero no quedarme así para siempre! Ah, y la miopía me ha aumentado y no veo tres en un burro.

-Movimientos del bebé: la noche antes de la ecografía de la semana 20 lo sentí por primera vez ¡Que fuerte! Me pareció una sensación rarísima. Fue la evidencia de que ahí dentro había de verdad un pequeño ser creciendo, moviéndose. No pegué ojo en toda la noche porque estaba flipando y no sabía cómo ponerme para no aplastarlo. A los pocos días me acostumbré a la sensación y volví a dormir como un pequeño ceporro.

-Ecografía de la semana 20: me pareció súper emocionante. Mi ecografía preferida. Aluciné al ver su corazón (con sus aurículas y ventrículos), su estómago, sus riñones, su cerebro… ¡incluso su carita! No esperaba que se le fueran a distinguir los rasgos tan pronto. Así de primeras ¡se parece a mí! No me quiero flipar porque de la semana 20 hasta que nazca digo yo que cambiará, pero parece que tiene mi nariz y mi boca. ¡Y es niña!  La verdad que en ningún momento se me pasó por la cabeza que pudiera ser niño. Siempre la he hablado en femenino y solo se me ocurrían nombres de niña…así que cuando me lo confirmaron pegué un grito de alegría que casi dejo sordo al ginecólogo.

-Analítica del segundo trimestre: fui a hacerme el test de la glucosa sin tener ni idea de a lo que iba. Mi ginecólogo pide directamente el de las dos horas. Cuando me dijeron que tenían que sacarme sangre tres veces casi me da un jamacuco. Intenté negociar con la enfermera que me pinchara en el dedo para mirar la glucosa y de mal humor me dijo que había que hacer analítica completa las tres veces. La glucosa esa me dejo el cuerpo raro toda la mañana. Encima, cuando salieron los resultados, la basal me salió bien, a la hora también bien y a las dos horas…alta. Hasta que volví a mi médico pasé tres días pensando que tenía diabetes gestacional. ¡Con lo que me gusta el dulce! Esos tres días me auto puse a dieta libre de galletes y chocolate. Fui consciente de que realmente por un hijo haces cosas que nunca harías por ti. Luego resulta que me dijeron que estaba bien. Que me controlase un poco con los hidratos y ya está. ¡Menos mal!

-Síndrome del nido o necesidad de ir comprando cosas para el bebé: brilla por su ausencia. Todavía no tenemos la casa organizada para la llegada de este nuevo ser, y el tener trastos por en medio me agobia. De hecho, pensaba que como tener un hijo es algo que me impone mucho, me pasaría el embarazo leyendo libros de autoayuda para embarazas y nada más lejos de la realidad. Mi amiga Rocio me enganchó a los de Beta Coqueta y son tan entretenidos que, aunque al principio me parecieron una mala copia de la serie Sexo en Nueva York a la española, he terminado enganchándome. Organizar las cosas para el bebé lo dejo para el tercer trimestre.

-Miedos: esos agobios de cómo va a ir todo, del día del parto, los primeros meses del bebé, las últimas semanas de embarazo, de si podré ir al concierto de Shakira (salgo de cuentas el 2 de julio y el concierto es el día 3) etc… siguen estando ahí, pero respiro hondo, miro mi barriga, luego a Will y pienso: todo saldrá, poco a poco, seguro.

 

 

En conclusión, el segundo trimestre ha pasado en un plis, casi sin darme cuenta. Me he encontrado genial, he disfrutado al ver cómo se va transformando mi cuerpo, haciéndose cada vez más evidente el embarazo. El tercer trimestre lo afronto con muchísimas ganas. Quiero hacer pilates, clases de preparación al parto, escribir, y preparar la llegada de este nuevo ser. ¡Van a ser unos meses emocionantes!

Processed with VSCO with a6 presetProcessed with VSCO with a6 preset

Publicado en Embarazo | Etiquetado , | 2 comentarios

30 cosas que necesitas si vas a tener un bebé

Estoy de 27 semanas y todo sigue su curso natural…

Con el inicio del último trimestre, he empezado a pensar en qué necesita un recién nacido… ¿Qué cosas son básicas para asegurar el cuidado del bebé? ¿Qué debería priorizar?

No tengo referentes familiares que hayan tenido un bebé recientemente…así que todo esto es nuevo para mí.

Cuando me siento aturullada, algo que siempre me funciona es hacerme listas. Así que me he puesto a investigar por internet para hacerme un “check-list”. Lo malo de internet es que te tienes que fiar de opiniones de personas que no conoces y además me da la sensación de que muchos posts están patrocinados (aunque no lo ponen), así que no me generan mucha credibilidad. Por esto, para la elaboración de este post, he pedido a dos amigas que han sido madres recientemente, y en las que tengo confianza plena, su colaboración: Letibodas (que ahora la llamamos Letibabies y es farmacéutica) y Checón, que es pediatra.

Me han ayudado a contrastar mi listado y me han dado consejos muy útiles. Aquí os los dejo por si a vosotras también os sirven.

¡Gracias amigas, qué suerte de teneros!

Alimentación

La OMS recomienda que el bebé debe ser alimentado de forma exclusiva con leche materna durante los primeros 6 meses de vida. Sin embargo, hay algunas madres que optan por elegir la leche artificial, o bien, tienen dificultades para que el bebé se agarre al pecho. Ambas decisiones son respetables y cada mujer debe tener la libertad de decidir.

  • Lactancia materna 
  1. Sujetadores de lactancia: de tela fina y que te sean cómodos. Hay en HyM y Prenatal
  2. Crema para proteger los pezones de las temidas grietas (Purelan), aunque cada vez hay más matronas que recomiendan aplicar el propio calostro.
  3. Discos absorbentes en el sujetador que evitarán que se manche la ropa con Purelan o si se producen pérdidas de leche. Los hay desechables. Los venden en Mercadona, Carrefour (envasados en packs de dos, cómodos e higiénicos si te los tienes que llevar), Alcampo (mejor calidad/precio). También hay unas areolas mamarias de cera ecológica, que hidratan y protegen la piel. Son de la marca Mamaceram y con ellas no habría que usar Purelan.
  4. Extractor de leche y bolsas de almacenaje para que cualquier persona pueda alimentar al baby. Hay varios modelos, eléctricos o manuales, portátil, para un pecho o para los dos a la vez. Ej. Este eléctrico de Medela Checón me cuenta que, si quieres alimentar con leche materna, la OMS recomienda no dar chupetes ni biberones las primeras 3-4 semanas, porque la succión es diferente al pecho y los bebés pueden confundirse. Checón recomienda usar la técnica “dedo-jeringa” y/o tetina de la marca Medela que imita la  succión al pecho.
  5. Cojín de lactancia. Ayuda a mantener una postura correcta mientras se amamanta. A Leti le regalaron este que cuando dejas de usarlo para la lactancia lo sigues pudiendo tener como peluche, pero hay muchos de diferentes de marcas. cojin-lactancia-oso-polar
  6. Al principio Leti me habló de la mecedora como algo prescindible, pero después de haber pasado por la experiencia de la lactancia, se ha convertido en uno de sus productos top. Hay esta en Kenay Home. Esta de IKEA puede también hacer la función (se puede comprar un reposa pies aparte). Checón no ha usado mecedora, pero me dice que es importante tener un sitio donde sentarte y que estés cómoda y sobre todo donde puedas apoyar el codo. 1700073802_2_7_2

 

  1. Aplicación móvil para controlar las tomas, cacas, bibes…Ej: diario de mi bebé.

 

  • Leche artificial
  1. Biberones
  2. Leche artificial y tener agua embotellada o hervida previamente para preparar los biberones.
  3. Cepillo para poder lavar los biberones (Mercadona o farmacias), ya que se pueden quedar restos en el fondo. Muchas personas compran esterilizadores, pero basta con hervirlos en agua.
  4. Calienta-biberón (aunque también puedes calentar el biberón al baño maría). Hay calienta biberones que también son esterilizadores.

 

Para dormir

  1. Cuna. Hay personas que compran una mini cuna como esta de Chicco o moisés para los primeros meses (las hay en Ikea, Zara Home, Hipercor, …) que al ser más pequeñas es más fácil que entren en la habitación de los padres. (Yo que todavía no he ido a ver ninguna, pienso que lo ideal es que tengan ruedas, que sirvan para colecho y que se puedan plegar para llevártela de viaje, pero quizás es pedir demasiado…) Y luego tienen una cuna más grande en la habitación del bebé para cuando sea más mayor. Si la cuna grande cabe en tu habitación, también puedes comprar un nido para meter en la cuna los primeros meses y que el bebé duerma en un espacio más recogido y comprar otra de viaje como esta…¡¡menudo jaleo!!5544518250_1_1_2

 

  1. Colchón de la cuna debe ser firme y al menos 2 juegos de sábanas ajustables para poder cambiarlas
  2. Luz quitamiedos y/o linterna.

 

Higiene

  1. Pañales de talla 1 (de 2 a 5 kg). Gastan unos 10 pañales al día. Leti los primeros meses está usando Dodot Sensitive aunque luego probará otras marcas y Checón no le da mucha importancia  a la marca de pañal.
  2. Toallitas húmedas. Carrefour pieles atópicas, sin alcohol, perfumes ni parabenos o Dodot.
  3. Cambiador plastificado como este de Hipercor  para casa. Importante que el cambiador esté a tu altura para evitar posturas forzadas. Este de  BB Grenedine está inclinado para evitar el reflujo.
  4. Cambiador plegable y plastificado, para cuando llegue momento pañal fuera de casa.
  5. Empapadores para los cambiadores (Carrefour y Alcampo)
  6. Bañera de plástico plegable, son prácticas y muy fáciles de limpiar. Importante ponerla en una superficie que esté a tu altura para no desriñonarte. A Leti le regalamos esta de Stokke. Los pediatras como Checón no consideran necesario enjabonar a los bebés todos los días, con hacerlo 3 veces a la semana es suficiente. Diariamente puedes bañarles para que cojan la rutina y porque les relaja mucho.
  7. Toallas para secar al bebé.
  8. Gel-champú para la cabeza, cremas para el cuerpo, colonia sin alcohol para bebés y un peine por si sale peludo. Hay estuches muy monos que te juntan todo.
  9. Botiquín:
  • Gasas esterilizadas
  • Tijeras de punta redonda (cortar uñas)
  • Termómetro
  • Crema para el culito (ej. Eryplast). Checonsejo: no es necesaria ponerla de rutina. Lo más importante es mantener la zona seca (secar también muy bien entre los pliegues)
  • Cristalmina
  • Suero fisiológico para los mocos y legañas (mejor en monodosis)
  • Desinfectante de manos

Checonsejo: si el cordón umbilical no está infectado, lavarlo solo con agua y jabón y mantenerlo lo más seco posible.

Transporte

24. Sillita para el coche. En muchos países (España incluido) es obligatorio el uso de sillitas para transportar al bebé en el coche. Estas deben estar homologadas y ser de las medidas adecuadas para el recién nacido.

Grupo 0+: adaptables al carrito. Solo valen el primer año.

Grupo 01: desde el nacimiento hasta 4 años

25. Carritos. El 90% de mis amigas con bebés tienen el Bugaboo Camaleon. Dicen que es cómodo, resistente… El Bugaboo Fox es el último modelo que acba de salir, que se pliega más fácil. Por lo visto ahora está muy de moda el Yoyo Babyzen, plegable y lo puedes llevar en el avión como equipaje de mano. Ideal si viajas mucho. Pero no tiene el chasis ni las ruedas de Bugaboo (mis amigas no lo ven igual de resistente). Otros carritos que me recomiendan: JoolzCitymini de Baby Jogger y Borsino Baby.

26. Mochila portabebés. Lo importante es que el bebé lleve las rodillas para arriba para favorecer la formación de la cadera (que no vaya de pie). Hay de diferentes marcas: Ergobaby, Stokke, Manduka…

Otros

27. Bolso grande donde transportar los imprescindibles del bebé cuando tengas que salir de casa (pañales, leche de fórmula, biberón, toallitas, ropa limpia, etc.). Que sea cómodo y con diferentes compartimentos. Puedes usar el mismo que te lleves al hospital como canastilla. A Leti le regalaron este de Josefina y está encantada. Es un bolso bueno de cuero que puedes usar mas allá del mundo bebe, hecho en España. Lo más cómodo es que se acopla al manillar del carro.JOSEFINA_WINTER17_LARGE_GALLERYIMG_5-768x768

JOSEFINA_BLACK_LARGE_COVERIMG-768x768

28. Cámara vigila bebés como esta  de Availand o esta de Hello Baby

29. Jirafa Sophie para morder con los dientes. Tiene ruidito.

30. Hamaca BabyBjorn. Me cuentan que salva la vida a la madre cuando está sola en casa. La puedes meter en el baño mientras te duchas. El bebé está súper cómodo, algo incorporado y cuando se mueve se balancea.

Con esto terminamos por hoy.

¿Algún consejo? ¿Cuál ha sido vuestra experiencia? ¿Algún básico que creáis que falta? ¡¡Cualquier sugerencia o comentario son más que bienvenidos!!

P.d: Haré otro post próximamente también con la colaboración de Letibabies y Checón con los imprescindibles que llevar al hospital tanto para el bebé como para la madre.

Publicado en Embarazo | Etiquetado , , , , | 1 Comentario

Mi primer trimestre de embarazo

Cuando me enteré de que estaba embarazada sentí un cóctel de emociones: incredibilidad, felicidad, miedo, ilusión, dudas…todo ahí mezclado.

Los días antes a hacerme el test, el único síntoma que tuve es que mi cuerpo, que normalmente está frío, en especial manos y pies que parecen estalagmitas, se convirtió en una estufa. Tenía muchísimo calor y dolor de cabeza, así que pensé que estaba empezando con un resfriado/gripe. Me puse el termómetro varias veces, pero marcaba 35ºC. Will, que se queja mucho de mi estado de congelación, me preguntaba qué me pasaba, que por  qué parecía un calefactor. Y a los cinco días de estar así, una mañana al despertarme, se me encendió la bombilla. ¿Y si lo que me pasa es que estoy embarazada? No creo, nadie me ha dicho que haya tenido calor como síntoma de embarazo. Pero me quedé con el run-run y después de meditarlo durante 15 largos minutos, bajé a la farmacia en pijama y compré el test. Aunque todavía no había tenido ni la primera falta y el test ponía que era sensible a partir del segundo día de retraso (compré el más barato), no pude resistir el hacerlo. Para mi sorpresa, al segundo, apareció la segunda rayita. ¡Pero si me habían dicho varios ginecólogos que al tener endometriosis bilateral era normal que tuviese dificultades para quedarme embarazada! Después de estar 10 minutos, muy seria, mirando el test desde distintos ángulos, por si estaba teniendo alucinaciones, llamé a Will por teléfono para contárselo.

Al poco tiempo empezaron los ascos, las náuseas, algún vómito, sensación de estar hinchada como un pez globo y cansancio extremo…no me apetecía comer ni beber nada (ni agua). Me encontraba enferma. El ginecólogo me recomendó que dejara el yoga y el pádel las primeras 12 semanas, porque al ser deportes en los que se usa el abdomen (yoga) o se pueden hacer movimientos bruscos (pádel), no están recomendados mientras se implanta el embrión. Aun así fui a una clase de pádel, pero jugué con miedo y decidí no volver porque no me lo pasé bien. Entre las náuseas, la falta de deporte y lo cansada que estaba, me pasé los días libres de la cama al sofá y del sofá a la cama. El resto del tiempo trabajando. Y todo acompañado de una sensación de miedo. Desde el principio fui muy consciente de que no siempre las cosas salen bien.: ¿Y si por la endometriosis tengo un embarazo ectópico o un aborto? ¿Y si la lechuga que comí el otro día no estaba bien lavada? ¿Y si el embrión tiene alguna anomalía cromosómica?  He trabajado los dos últimos años en una enfermedad rara que afecta a bebés y creo que ese conocimiento extra me ha hecho preocuparme más por riesgos y complicaciones que pueden ocurrir…A los miedos se le sumó un resfriado horrible que me tuvo en cama cuatro días…

No puedo decir que el primer trimestre de embarazo haya sido el mejor momento de mi vida. Y me fastidia reconocerlo, porque pienso que hay que disfrutar de cada etapa, pero si tuviera la opción de saltarme esos tres primeros meses, lo haría sin duda. ¡Menos mal que OT coincidió con estas semanas e hizo que el tiempo se me pasara más rápido! Siempre estaré agradecida al programa y a los concursantes por ello.

2018-03-23-PHOTO-00000297

¿Qué he aprendido de estos meses?

-Los métodos anticonceptivos, funcionan.

-Los test de embarazo caseros, funcionan.

-Que la medicina no es una ciencia exacta. El tener endometriosis puede darte problemas, o no.

-Escuchar el latido del bebé es una sensación increíble.

-Para las náuseas es mejor comer pocas cantidades y más veces al día.

-Los alimentos que mejor me han sentado han sido: fruta (naranjas, piña, fresas y mangos), la patata en todos sus derivados: puré, en cremas, incluso fritas y los pepinillos y aceitunas.

-Que no hay que desesperar. Después del primer trimestre vienen tiempos mejores. Hay que ser paciente y mirar el lado positivo. Las náuseas significan que el embarazo va bien. A mí a la semana 14 me desaparecieron todos los síntomas y ahora me encuentro fenomenal.

-Que ir a cenar con tus amigas y decir que no bebes porque tienes cistitis, no cuela. Sobre todo, si tus amigas son como la GESTAPO.

-Que el tiempo que pasa entre ecografía y ecografía se hace eterno, sobre todo al principio, cuando todavía no notas al bebé.

-Qué no haber pasado la toxoplasmosis es un aburrimiento. En cuanto me desembarace, me voy a dedicar a abrazar a todos los gatos callejeros que vea a ver si me la pegan.

-Que para la familia es una noticia sobrenatural. No puedo dejar de pensar en lo afortunado que es este bebé, que incluso antes de nacer ya tiene a tanta gente buena alrededor deseándole lo mejor.

-Hay que escuchar al cuerpo. Si te pide descanso, dale descanso. Ya harás deporte en otro momento.

-La mezcla de tener náuseas con el frio del invierno hace que echarte cremas anti estrías no sea muy apetecible. Espero no arrepentirme de la falta de cuidados en estos primeros meses….

Pues esta ha sido mi experiencia. Es algo muy personal y cada embarazo es un mundo, así que seguramente os pasen cosas diferentes a las mías.

En cualquier caso, espero que os haya gustado este post y os sirva un poco de guía.

¡Y si tenéis dudas consultad con vuestro ginecólogo!

Publicado en Embarazo | Etiquetado , | Deja un comentario

Sobre el feminismo

Tenía otro post preparado para hoy, pero no he podido evitar escribir unas reflexiones personales sobre el feminismo, este movimiento social y trasformador que cada vez se hace oír con más fuerza.

Captura

 Lo que se conmemora el 8 de marzo es algo triste. Es un día de reconocimiento y respeto. De dar las gracias a todas aquellas mujeres que nos han allanado el camino.

Por ejemplo, en el derecho al voto. Hace un par de veranos estuve en Atenas y recuerdo que nos explicaron que fue en la Antigua Grecia donde se creó la democracia (para los que os lieis con las fechas como yo, aproximadamente entre los años 1200 a.C. – 146 a.C). Y, sin embargo, no fue hasta 1893, cuando se autorizó el sufragio femenino en el primer país del mundo, Nueva Zelanda. En España, el sufragio femenino en igualdad de condiciones que los hombres llegó en 1931, con Clara Campoamor (1888 – 1972) como una de su principales impulsoras. Vamos, antes de ayer. Es que me parece increíble.

1366_2000LOL7V9DQ.jpg

Como Clara Campoamor, ha habido muchas mujeres (¡y las que vendrán!) que han luchado por la igualdad y han conseguido agrietar los techos de cristal. Se me ocurren ahora mismo Coco Chanel (1883 – 1971), que tras siglos en que las mujeres solo vestían con falda, diseñó pantalones cómodos, pero femeninos y se convirtió en una empresaria de éxito en un mundo eminentemente masculino. Amelia Earhart (1897 – 1937) que fue la primera mujer aviadora que voló sola a través del Océano Atlántico. O Malala Yousafzi (1997), que lucha por el derecho de las niñas a la educación en su país, Pakistán. Con solo once años ya escribía un blog para la BBC y se enfrentaba a los talibanes. Con 15 años intentaron asesinarla, pero eso no la ha detenido a la hora de dar la vuelta al mundo luchando por el derecho a la educación. Es la persona más joven premiada con el premio Nobel.

1366_2000GNRWD9BQ

Gracias a estas y a otras muchas mujeres, hemos avanzado un montón en este último siglo, pero todavía quedan infinidad de cosas por hacer: luchar por la igualdad salarial, medidas de conciliación reales, medidas para erradicar actitudes vejatorias y la opresión a la que muchas veces se ve sometida la mujer.

No estoy de acuerdo en respaldarse en el “a mí no me ha pasado”, como podemos ver en artículos como este. Estas mujeres, sólo son capaces de mirar su ombligo. No ven que simplemente por nacer en una familia o país diferente, su situación no sería la que tienen ahora. Que tú no cobres menos que tus compañeros hombres o que a ti no te hayan agredido, no significa que estas cosas no existan.

Creo que la base del problema es que nos hemos educado en una sociedad machista. Y que en mayor o menor medida hemos asumido como normales actitudes, mensajes y pensamientos machistas.

Por ejemplo, algo que me ha pasado incontables veces durante toda mi vida, hasta terminar percibiéndolo como algo normal,  es salir de casa, pasar por delante de un grupo de chicos y que me griten cosas, silben o lancen besos…Por no hablar de los “viejos verdes” que te dicen comentarios obscenos y te hacen sentir incomoda. Y todo esto a plena luz del día. Por la noche, da más miedo, claro. Ahora ya no salgo tanto a discotecas, pero antes no había día que no me tocara el culo algún imbécil. ¡Es que me hervía la sangre! Lo que hacía siempre era girarme y cruzar, literalmente, la cara a la persona que estuviese detrás de mí. En ocasiones creo que no acerté y pegué al amigo del imbécil y no al imbécil en cuestión. Pero es lo que hay. Me daba tanta rabia que no podía contenerme. A veces, si era rápida, me daba tiempo de agarrarle la mano antes de que se separase de mi culo, y así no había lugar a error. La mano agarrada era la mano del imbécil. Bofetón al canto. Y con ganas. Recuerdo una vez que mi amiga Susana vio la escena desde lejos y vino corriendo y después de mi tortazo, Susana fue y le retorció el pezón al imbécil. ¡Eso es una amiga, leñe! Gracias Gus. Si es que juntas somos más fuertes. Comentando esto el otra día con mi hermana, me di cuenta de que ella siempre ha sido más madura que yo…su estrategia en este tipo de casos es que se queda con la cara del imbécil y va “al puerta” a contarle lo que ha pasado y pide que echen al imbécil de la discoteca. Más elegante que lo mío sin duda.

A diario, vemos en la tele noticias de violencia de hombres ejercida contra mujeres: mujeres asesinadas por sus ex, niñas y jóvenes agredidas o violadas en grupo, denuncias por acoso en distintos sectores…y todavía hay quien se sorprende porque digamos que tenemos miedo si vamos solas por la calle y nos acusan de asustarnos por todo. A ver, yo no tengo miedo de que me peguen un tiro por la calle (si viviese en EEUU quizás si), pero es una realidad que nos siguen, agreden o intimidan a menudo. Y eso no hace que el camino sola a casa, por la noche, sea especialmente sosegado. Y si vas con una amiga, cuando os separáis, le pides que te escriba un WhatsApp cuando llegue, para dormir tranquila.

Por no hablar de otros países donde las leyes son más laxas para los hombres y mucho más duras para las mujeres, donde todavía ellas no tienen ni el derecho al voto y si comenten adulterio o abandono tienen que pagarlo incluso con su vida…

Después de una conversación que tuve con mis amigas, llevo una época intentando detectar ideas y mensajes machistas que, al habernos criado con ellos, hemos normalizado y a veces hasta nos cuesta identificar como tal. La verdad es que me hace plantearme cosas. Incluso a veces me he dado cuenta de que tengo que rectificar mis propios pensamientos. Por ejemplo, son machistas comentarios como: ¿Cuándo piensas casarte?, ¿Y los hijos para cuando, que se te va a pasar el arroz?, “eres una nenaza”, clichés como “las mujeres somos unas cotorras y ellos nobles y fieles”, que el camarero lleve la bebida “más fuerte” y/o la cuenta al hombre, que el primer apellido sea el del marido, distinguir entre señora y señorita, la negación del valor económico que supone el trabajo doméstico y la crianza y el cuidado de los niños, las letras de muchas canciones de reggaetón, la presión social sobre nuestros cuerpos, memes con mujeres desnudas, la infrarrepresentación de las mujeres en puestos con poder de decisión…muchas de estas cosas son un camino que hemos vivido o nos han marcado desde pequeñas.

Hay muchas cuestiones en las que seguimos en completa desigualdad, muchísimas cosas por hacer y por desmontar…

Me gustaría terminar estas reflexiones dando las gracias a todas las que iniciaron esta lucha, a las que nos han allanado el camino y, dejando a un lado los motivos que tenga cada una (o) para secundar las huelgas de este pasado 8 de marzo, quiero dar las gracias también a las que salieron a la calle, peleando por todas. ¡Qué orgullo!

Captura1

Por una sociedad que aprenda la base del respeto, sin discriminaciones.

Publicado en Reflexiones | Etiquetado , , | 2 comentarios

¿Qué regalar a una embarazada?

Mi cumpleaños es en 13 días y este año tengo la circunstancia de que lo voy a pasar embarazada. Como el embarazo dura 9 meses y los cumpleaños son cada 12 meses, me he dado cuenta de que debe ser frecuente que os veáis es una situación similar, tanto para ser regaladas como para regalar. Así que hoy publico un listado de caprichos que a mí me harían ilusión  en este momento de mi vida y con suerte quizás os inspiren:

  • Vestido floreado: La ropa premamá no me emociona mucho. Además, teniendo en cuenta que ya voy por la mitad del embarazo y apenas tengo barriga, en caso de comprarla, la usaría sólo durante los últimos meses. Entre eso y que es cara, me parece un gasto inútil. Prefiero invertir en ropa normal que me pueda poner también en otros momentos de mi vida. He ordenado mi ropa según el método Marie Kondo, que os recomiendo. Su primer consejo es sólo tener ropa que te haga feliz. Así que me he propuesto no acumular más ropa que no me dice nada. Cuando tenga más barriga, será cuando ya empiece a hacer calor y creo que la pancita irá cómodamente dentro de alguno de estos preciosos vestidos floreados que me han enamorado…o de alguno similar…

hmgoepprod.jpg

Vestido de lactancia de HyM

9096403-1-violettegreen

O cualquier vestido de Faithful the Brand, que es una marca que acabo de descubrir en la web de Asos y me flipa mucho. Además, si tienen botones, son perfectos para la lactancia.

IMG_1529Revolve

goods_01_409142

Uniqlo

  • Bañador: siguiendo en la misma línea, no me apetece un bañador especifico para el embarazo, pero no descarto la idea de hacerme con uno, que siente muy bien, para después y hacer así los días de cuarentena en pleno verano más llevaderos. IMG_1531

Calzedonia

8428125795618_00_967x1200

El corte Inglés

  • Potingues de belleza hidratantes, masajes…. Mi hermana me regaló las cremas de Trofolastín, que son las únicas que tienen ensayos clínicos que demuestran que reducen la aparición de estrías. Todavía no puedo deciros si a mí me han funcionado, pero son una gozada. La piel me pica porque se está estirando y agradezco mucho lo calmantes que son y lo rápido que se absorben.trofolastin-antiestrias1

 

  • Libro: El típico libro que todo el mundo recomienda cuando estas embarazada es el de “¿Qué esperar cuando estás esperando?” y menuda decepción. A ver, para gustos colores. Pero más que nada es un libro de consulta y para eso pienso que ya tenemos Google. Además, todo es desde el punto de vista de los americanos (aquí el sistema de salud no tiene nada que ver, así que hay muchas cosas que no nos sirven) y le veo carencia de contenido científico. Vamos, que a mí no me ha gustado. Una amiga me ha dicho que me va a regalar el libro “Bésame mucho” de Carlos González. A ella le pareció muy bonito y me fio de su criterio. Así que estoy deseando leerlo. De este mismo autor está el de “Un regalo para toda la vida”, que si me gusta el bésame mucho, seguro que terminaré comprando. Mi hermana me regaló el de “La volátil mamma mia” porque decía que la embarazada protagonista le recordaba mucho a mí, y la verdad es que me he sentido bastante identificada…Es un libro de ilustraciones sobre una embarazada un poco show que expresa sus miedos y contradicciones con sentido del humor. Un regalo divertido. agustina-guerrero-la-volatil-mamma-mia-4

 

  • Viaje: un viaje suele ser siempre un buen regalo. Pero este año para mí todavía más, porque pienso que son los últimos que haré sola con Will durante una larga temporada. Llevo meses, literalmente, contando los días para Semana Santa. Vamos a ir a Almería, que me encanta por todo. Por primera vez en mi vida me ha salido la vitamina D baja en los análisis, así que los rayos de sol me van a venir fenomenal y no veo el momento. También me apetece mucho ir a Sevilla. Ya he estado, pero tengo tan buen recuerdo de la vez que fuimos, que iría encantada a tomar de nuevo unos pinchos de anchoa con leche condensada, unas croquetas de puchero… y a ver un espectáculo de flamenco en el mismo sitio que la otra vez. Y del extranjero cercano, uno de los lugares que no conozco y que más me apetece es Venecia. Ahí lo dejo.1461690_10151749254733479_774770337_n (1)

 

  • Pala de pádel supersónica. Lo primero que voy a hacer en cuanto termine la cuarentena es jugar un partido de pádel y avasallar a mis rivales. Le pregunté a mi profesor cuál es la mejor pala de mujer para este cometido y me recomendó la marca VIBOR-A. vibora-naya-2014.jpg

 

  • Zapatillas deporte: con este tema me siento confundida. Tengo desde hace años unas deportivas que utilizo para todo, pero hacen ya un ruido raro cuando camino. El concepto de tener unas deportivas específicas para cada deporte me cuesta ponerlo en práctica. Pero si me regalasen unas deportivas de pádel (sí, tengo muchas ganas de jugar al pádel), pondría todo de mi parte para usarlas  solo para eso.

 

  • Sesión de fotos de embarazo: seguro que es un recuerdo bonito que con el tiempo agradeces haber hecho.

 

  • Estas zapatillas Vans con plataforma  las tengo fichadas desde hace siglos, pero no me decido a comprarlas porque Will dice que son horrorosas. Ahora bien, si alguien me las regalase, seguro que no pongo ninguna pega…

B3UY28-HERO

Espero que alguna de estas ideas os sirva si estáis perdidos y no sabéis que regalar a una embarazada. ¿Tenéis alguna recomendación?

 Me gustaría terminar haciendo un recordatorio de un post que escribí con una guía sobre cómo felicitar los cumpleaños por si alguien tiene dudas sobre cómo proceder.

Otros post que os pueden interesar:

Faltan 13 días…Nervios.

Publicado en Embarazo | Etiquetado , , | 2 comentarios