Días grises.

Esta semana ha sido un poco gris. Una historia que me inspiró y me hizo ver las cosas de otra manera fue la de Steve Jobs. Cuenta en este vídeo, que lo mejor que le pasó fue que le echasen de Apple, empresa que él mismo había creado. En ese momento,  lo que había sido el centro de su vida adulta se derrumbó. Fue una situación devastadora para él y durante unos meses se quedó sin saber qué hacer.

ee

Pero él amaba lo que hacía. Así que empezó otra vez. Montó otras dos compañías, Pixar y Next, conoció a la mujer de su vida y fue readmitido de nuevo en Apple cuando estos compraron Next. Dice que el tiempo que estuvo fuera de Apple fue su etapa más creativa.

Dice también que hay que tener fe y amar lo que haces. Y que si no lo has encontrado todavía, que sigas buscando. Que no te conformes. Que sigas buscando hasta que lo encuentres y como todas las cosas del corazón, cuando lo encuentres lo sabrás.

Un momento de estos puede suponer tener que hacer un cambio y esto es posible que nos de miedo y que la incertidumbre nos genere desasosiego. Pero es sinónimo de que algo emocionante va a pasar. De que ojalá todos los males que nos ocurran en la vida sean estos. De que algo que al principio percibimos como malo, puede que luego se convierta en bueno.

Y llegó el viernes 13 y con él los atentados de París. Y esto no tiene vuelta de hoja. Duele en lo más profundo del alma. Aumenta el odio, el rencor y acrecienta las fronteras. Y me pregunto: ¿Por qué hay musulmanes dispuestos a inmolarse y nosotros no lo hacemos? ¿Es sólo por la religión? Yo creo que no. Creo que la desigualdad tiene mucho que ver. Estos fanatismos surgen en países pobres en los que no se recibe una educación y no hay forma de subsistir y el enemigo son los países ricos. El enemigo que no les deja entrar en su círculo de riqueza. Por supuesto que no les defiendo, pero creo que las fronteras no ayudan. Que la hostilidad tampoco. Y mucho menos el ojo por ojo. Así volveremos a vivir en la selva y no en una sociedad civilizada. Ojalá se abrieran las fronteras, el dinero circulase por igual en todos lados y todo el mundo tuviera derecho a una educación. Si pudieras montar un negocio con el que ganarte la vida ¿ibas a perder tu tiempo en fanatismos? Quiero pensar que no, que esto es debido a que la falta de educación y de oportunidades son caldo de cultivo para la violencia y conflictos armados. De caer en manos de extremistas que te manipulan y envenenan.

j

Hoy pido con el corazón encogido por todas esas personas anónimas que son protagonistas de una historia inspiradora como la de Steve Jobs.

Por H, JLo y JVi, de los que he aprendido mucho y que me han enseñado estos días que las cosas hay que hacerlas bien hasta el final.

Por las víctimas y familiares inocentes. Nuestras almas comparten su dolor.

kjkFoto del periódico Abc.

Por la educación e igualdad.

Por un rechazo total a la violencia.

Por un mundo unido, justo y libre de fronteras.

fhj

Ilustración de Bansky sacada de https://claudiosegovia.wordpress.com/2011/02/23/page/2/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Reflexiones y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s