It is more fun in the Philippines

Ya sé que aquí hace frío y llueve, pero varios lectores del blog (dos, para ser exactos), me han pedido que cuente más sobre qué hicimos en Filipinas. Así que aquí va la segunda entrega del viaje. Espero que os guste.

La primera semana vimos las terrazas de arroz de Banaue, al norte del país, que son patrimonio de la Unesco. Hicimos trekkings infinitos y tuve agujetas durante una semana. Nos bañamos en unas termas naturales de agua caliente (hirviendo) y fría (helada). Llegamos a una cascada gigante. Respiramos. Conocimos gente local encantadora, sonriente y que transmitían felicidad, viviendo con lo básico.

Casi perecemos congelados en el autobús nocturno del horror (9h) que va desde Manila a Banaue. Tuve que desarrollar mi creatividad para sobrevivir durante el viaje. Ante las negativas del conductor a bajar el aire acondicionado y la imposibilidad de coger la cortina de la ventanilla sin romperla para ponérmela por encima, lloré un poco y terminé construyendo una manta a base reposacabezas (el mío y de otros pasajeros), que algo mejoraron la situación. Will, en una parada del autobús, bajó y me compró una manta, que colocó cuidadosamente sobre los reposacabezas. Conseguí dejar de tiritar y llegar sin resfriarme.

En Manila recorrimos Intramuros en bici. Intenté entender por qué después de más 300 años bajo dominio español, los filipinos no hablan nuestro idioma. Y comimos dumplings muy ricos. En el aeropuerto, degustamos 200 donuts en el Krispy Kreme. Que delicia, madre mía.

Y en el sur del país, en la pequeña isla de Boracay, comí los mangos más ricos del mundo y sé que me pasaré el resto del año (y de mi vida) soñando con ellos. Vimos el cielo teñido de mil colores. Flipé con esa arena tan blanca y esa agua tan cristalina…e hicimos videos con la GoPro que nos regalaron Las Cosmis por la boda. Gracias Cosmis. Desde ahora soy fan de este artilugio. Aunque hay mucho margen de mejora, que todavía somos principiantes, os dejo nuestro primer video con la GoPro y algunas fotos de este país tan único y maravilloso.

¡Espero que os gusten!

Para leer más sobre el resto del viaje pincha aquí.

 

I know it’s cold outside, but I had several requests (ummm…well…two requests to be honest), to tell more about what we did in the Philippines. So, here’s the second installment of the trip. I hope you enjoy it!

The first week we saw Banaue rice terraces, in the north of the country, which are Unesco’s heritage sites. We did endless trekking and I had stipes for a week. We bathe in natural hot springs (boiling) and cold (freezing). We arrived to a huge waterfall. We breathed. We met lovely locals, full of happiness, always smiling, living with the basics.

We almost froze on the overnight bus (9h) that goes from Manila to Banaue. I had to develop my creativity to survive during the trip. The driver refused to lower the air conditioning. I tried to pick up the curtain of the window to put on the top of me. But this was not possible without breaking it. Then, I cried a little. Finally, I ended up building a blanket with headrest covers (mine and from other passengers). This improved the situation. In one of the bus stops, Will bought me a proper blanket and I managed to stop shivering and to arrive to Banaue without been sick.

In Manila, we rode around Intramuros by bike. I tried to understand why after more than 300 years under the Spanish domain, Filipinos do not speak our language. We ate delicious dumplings. At the airport, we sampled 200 donuts at the Krispy Kreme. The nicest donuts ever!

Finally, in the south of the country, on the small island of Boracay, I ate the most delicious mangos in the world. I know that I will spend the rest of the year (and of my life) dreaming about them. We saw the sky dyed a thousand colors. I freaked out with that white sand and crystal clear water … and we made videos with the GoPro (Cosmis wedding present). Thank you Cosmis. From now on I am a fan of this gadget. Although there is much room for improvement, as we are still beginners, I leave our first video with the GoPro and some photos of this unique and wonderful country.

I hope you like them!

To read more about the rest of trip click hereDCIM100GOPROGOPR0016.JPG

dscn1723dscn1725dscn1729dscn1762dscn1785dscn1845dscn1870dscn1871dscn1892dscn2212dscn2218dscn2250dscn2262dscn2276dscn2279dscn2298dscn2333DCIM100GOPROGOPR0257.JPG

Anuncios
Esta entrada fue publicada en viajes. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a It is more fun in the Philippines

  1. Pingback: Roadtrip por Sicilia |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s